martes, 6 de octubre de 2015

Mad Max Fury Road



  Como ya he dicho en alguna ocasión, Mad Max: Furia en la Carretera es lo mejor que le ha pasado al cine en mucho tiempo. Junto a It Follows es, sin duda alguna, mi película favorita del año.

  ¿Por qué?

  En lugar de hacer una entrada coñazo y eterna como tenía previsto, analizándola plano a plano, y que sé que nadie jamás se iba a leer (vamos, tampoco es que vaya a haber mucha gente que se lea esto, pero bueno) he preferido sintetizar mi admiración por esta película en unos pocos puntos lo más concretos posibles:

- No expliques, muestra. Esta máxima que siempre nos enseñan en las clases de guion rara vez se cumple. Mad Max Fury Road lo lleva al extremo. Un ejemplo: durante el viaje pasamos por un escenario desolado (como todos, vale) donde una especie de criaturas aparecen en primer término observando a nuestros héroes (?) pasar. ¿Quiénes son? ¿De dónde salen? En una película convencional (o sea, mediocre) cortaríamos al camión y un personaje diría: ¿Dónde estamos? Y otro le explicaría con todo lujo de detalles qué es aquello y quiénes esos personajes. Pero no, siguiendo la máxima de "menos es más" nadie nos explica nada y cada espectador creará en su mente su propia explicación a estos seres (o personas). Y como eso, (casi) todo.

- Mínimo diálogo. De nuevo, siguiendo el "menos es más" los personajes no hablan, ACTÚAN. Esto, que también nos lo enseñan en las clases de guión, rara vez se cumple por el miedo a que "el espectador no se entere" y estamos hartos de películas "audiodescritas". Aquí, de forma tajante y como pocas veces se ha visto en pantalla, los personajes no son descritos por lo que dicen, sino por lo que hacen.

- La realización "Center Framed". ¿Qué es esto? Mira este vídeo donde el propio director de fotografía lo explica en detalle.

- La moraleja. Mad Max es una saga machista. De toda la vida. Y, de pronto, la cuarta película de la franquicia nos cuenta justo lo contrario. Se convierte en la película más feminista de los últimos... ¿decenios? De hecho, la autora de Monólogos de la Vagina y activista feminista Eve Ensler se encargó de la supervisión del guion y estuvo gran parte del rodaje invitada como experta. ¿De una película de acción postapocalíptica? No, de una película feminista. Recordemos que el último plano de la película es...

video

La protagonistas femeninas elevándose

- El montaje. Encargado a una mujer declaradamente contraria al cine de acción. Precisamente porque no le gustaban este tipo de películas George Miller pensó que era la montadora ideal. Así, montaría una película que gustase (también) a aquellos que odiasen este tipo de filmes. Y es por ello que en Mad Max Fury Road, sin necesidad de sobre explicaciones todo se entiende. Normalmente estas películas son un mareo de planos vertiginosos que dan más dolor de cabeza que otra cosa. Aquí no, la película está montada como si de un drama se tratase, donde cada plano está ahí para aportar información, no simplemente para "crear ritmo frenético". Lo bueno de todo es que, al hacerlo así, se crea el ritmo más brutal y frenético que se haya visto en una pantalla.

  De hecho, ¿sabías que Miller pidió a Margaret Sixel que la montara como si fuera una película muda? Eso explica también la ausencia de tantas explicaciones.

  Y para rematar, ¿sabes qué películas fueron las principales influencias que sirvieron de inspiración a la hora de dirigir y montar Mad Max Fury Road? La Diligencia El Maquinista de la General.

  Declaraciones del propio Miller:

“When I saw that film (The General), I thought, ‘This is someone who’s incredibly careful with the camera and choreographs quite complex events inside the cuts’. The thing about sound is it allows you to cheat; put in little bridges. But in silent films the editing has to be solid. And I asked Margaret Sixel to cut Fury Road as a silent movie.”

- Los personajes: únicos, grandiosos, maravillosos. De nuevo, conocemos lo justo para que la acción avance sin que nos perdamos, pero no demasiado para que nuestra imaginación pueda volar y rellenar "los huecos". Así, cada espectador ve una película diferente. ¿Quién coño es el guitarrista? Por favor, ¡que nadie nos lo explique! Que nadie haga con Mad Max Fury Road lo que hicieron con Star Wars en esa manía de querer explicarlo todo y nos contaron quién era Darth Vader (y se lo cargaron), quién era Boba Fett (y se lo cargaron) o la explicación científica de la Fuerza (y nos hicieron vomitar).

- La música. Que se transforma de extradiegética en diegética de manera colosal, al introducir al guitarrista Coma-Doof Warrior encabezando la batalla. Los ejércitos suelen tener su tamborilero o alguien que marca el ritmo de la marcha. Aquí esa figura se convierte en épica e inmortal.


- Su rodaje. En el que prácticamente el 90% de lo que se ve en pantalla es real, y fue rodado tal cual por especialistas, sin hacer uso de efectos digitales.

- El color. Normalmente estas películas suelen ser monocromáticas y desaturadas. Mad Max Fury Road es justo lo contrario. Usa el color de forma dramática. Colores vivos y contrastados. Según el momento de la película en que estemos, estos virarán al cálido, o al frío.

- Los auto-homenajes. El malo más malo de todos ya era un malo en la primera cinta, el plano de ojos saliendo de las órbitas está cogido de aquella también, la caja de música, en el tatuaje que le ponen en la espalda se lee "road warrior", el icónico V8, la prisión de las esposas es la Cúpula del Trueno, hay escenas filmadas exactamente igual que escenas de películas previas plano-a-plano, las heridas de Furiosa exactamente iguales a las del Max de The Road Warrior... declarando así que ya no es Max el protagonista de la saga, sino ella.

- Tom Hardy.

- Y, sobre todo, Charlize Theron. Su creación de Imperator Furiosa la ha convertido en un icono del cine a la altura de mitos como Darth Vader o Charlot.


No hay comentarios: