jueves, 24 de diciembre de 2009

Sobre cine y esas cosas

Quién nos iba a decir a nosotros (o a ella misma) los avatares que la vida tenía preparados para Penélope Cruz. Pocos daban un duro por ella (es un decir) ya que en general en España nunca cayó excesivamente en gracia. Y ahí la tienen. Cuando en Entourage hacen un chiste sobre ti es que oficialmente ya estás en Hollywood.

A vueltas con su nominación al Globo de Oro se habla también de su amigo Pedro Almodóvar (otro que tal baila, ¿se acuerdan de “Pepi, Lucy y Bom”?) porque parece que en Hollywood, definitivamente, están tarados. ¿Los abrazos rotos una de las mejores películas del 2009? Vamos a ver, o no pillo la ironía o en efecto el Katrina dejó secuelas graves en los yankis. Una de las peores películas que yo haya visto en años (que conste que no he visto Fuga de cerebros ni las últimas décadas de cine de Eddie Murphy, lo cual me inhabilita para hacer este comentario) resulta que opta a uno de los premios más importantes de la industria. Pues qué bien.

Qué ganas de ver las nominaciones a los Goya. ¿Spanish Movie optará a mejor guión? ¿Y Leslie Nielsen a mejor actor de reparto?

Mientras a otros les ve tan bien, a mí me van tan mal: he dejado de impartir clases (la crisis ha podido con la escuela que me tenía contratado), he vuelto a la tele (snif), he vuelto a la publi (snif snif) y estoy por contratar una de esas empresas de cobro de morosos porque este año nadie paga. Con la excusa de la crisis todos los trabajos consisten en trabajar mucho y cobrar poco y tarde (o tardísimo... o nunca).

Por cierto, ¿por qué el blog de “El guionista hastiado”, uno de mis favoritos en la red ha terminado por desaparecer? Sí, y que su autor no mire para otro lado, que lo que está haciendo de redireccionarnos a la web de Fotogramas no cuela. Su blog se ha convertido en la sección “Links” de un blog.

Si es que ya los guionistas se venden hasta en sus blogs.

Así nos va...

domingo, 20 de diciembre de 2009

Avatarados

Repitan conmigo: “es sólo una película”, “es sólo una película”.

Que no. James Cameron ni ha descubierto la cura contra el cáncer ni ha cambiado la historia del cine. Porque ni alcanzar las mejores cotas hasta la fecha en la simulación de las tres dimensiones oculares en un plano bidimensional como es una pantalla de cine; ni lograr el hiperfotorrealismo en los gráficos por ordenador pueden considerarse logros terminales como lo fueron en su día la introducción de color o del sonido en el cine.

¿Y qué hecho en falta en Avatar? ¿Un mejor guión? ¿Interpretaciones más cuidadas? ¿Más mesura en su metraje? ¿Más profundidad en su (maniqueo) mensaje?

No, nada de eso.

El guión es el que necesita este vehículo de lucimiento técnico. Las interpretaciones están a la altura (sobre todo las de los Na’vi). En ningún momento se me hizo larga. Y el mensaje, aunque maniqueo y oportunista, al menos parece que es sincero (que ya es algo, ¿verdad señor Spielberg?).

Lo que yo echo en falta en Avatar es a Gale Anne Hurd. Todos los que nos dedicamos a esto de escribir necesitamos una Gale Anne Hurd al lado. Una pareja con la suficiente confianza (y criterio) para decirnos: “eso es una basura”. Normalmente la gente no es sincera con las obras ajenas pero las Gale Anne Hurd pueden serlo hasta el dolor físico. Y aparte de la formación y el sentido común, lo que más necesita un artista es una Gale Anne Hurd al lado que le diga “tira a la basura el segundo rollo de Alien” o “el final ése de Abyss es una puta mierda”.

A Avatar, para ser perfecta, le ha faltado únicamente eso: una Gale Anne Hurd como dios manda. Pero ya no la hay. Y es lo único que temo de Battle Angel, el megaproyecto en el que Cameron lleva trabajando desde antes incluso que Avatar.

Seguro que Battle Angel es una pasada, pero no será perfecta porque... ya no hay ninguna Gale Anne Hurd.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Estos suecos...

Igual que los nazis hicieron suya la esvástica budista, símbolo del sol, y la encumbraron a la cima de la infamia (la esvástica, de hecho, procede de la Prehistoria) ABBA o IKEA sirvieron para encumbrar a los suecos al podio de lo kitsch y lo hortera.

No negaré mi afición por ABBA aunque sí confieso mi odio desmedido por IKEA pero, señores, los suecos son mucho más que eso.

Ya, ya, tú eso lo sabes tan bien como yo, pero quiero aprovechar estas líneas para hacer un poco de apología de este reino escandinavo.

Y es que aparte de vikingos, suicidios y nieve, los suecos pueden presumir de grandes logros (por algo los Nobel se entregan en Estocolmo) y de allí eran Strindberg o Selma Lagerlöf (ganadora del Nobel, que para eso jugaba en casa).

Si hablamos de cine sólo hay que mencionar Déjame entrar para darnos cuenta de que los suecos son capaces de hacer un cine impresionante, aunque ya Bergman lo puso más que de manifiesto. Actualmente yo me decanto especialmente por:

Lukas Moodysson: Lilya Forever figura entre mis películas favoritas de todos los tiempos, aunque Fucking Amal también me resultó una obra impresionante.

Lasse Halstrom: curiosamente, su película más desconocida, Atando Cabos, es la que más me gusta de este director nacido en la capital sueca. Chocolat o Las normas de la casa de la sidra también son muy, muy recomendables.

Y si hablamos de actores, la lista se dispara: Max Von Sydow, Greta Garbo, Lena Olin, Stellan Skarsgard, Bibi Andersson...

Y ahora, la música. Suecia es cuna de una artista inclasificable y absolutamente genial: Miss Li.

Pero no es la única, Lars Winnerback también me cuenta entre sus seguidores:





O la gran Melissa Horn:


En fin, unas cuantas líneas dedicadas a uno de los países que para mí gusto más y mejor arte exporta de forma modesta, sin grandes estridencias, pero con una sensibilidad y buen gusto que ya quisieran para sí esos que meten tanto ruido (sí, claro, hablo de ellos, ¿de quién si no?).

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Spam, spam, spam

He tenido que anular la posibilidad de comentarios en mi blog por varias razones de las que la primera y principal es que el fenómeno spam ya empieza a ser preocupante. Pensaba no tener que borrar nunca comentarios del blog pero es que tener que leer tropecientos mensajes al día de este calibre:

“Hola amigo, ¿cómo estás tú? Yo descubrí un gran sitio donde comprar viagra y levitra por más baratos precios que existió”

Vamos a ver, puestos a tomarmne el pelo, ¿por qué al menos no usan un traductor español un poco más decente? Ya es que hasta en el noble arte del timo la cosa está llena de vagos.

Total, sólo en una semana gané dos veces la lotería (bueno, algú tipo de lotería que se celebra fuera de Estados Unidos), el rey de Nigeria (o de algún país africano cuyo nombre ni el que me escribió recuerda) me quiere dar unos cuantos millones a cambio de ayudarle a salir del país (me han debido confundir con Jack Ryan), el F.B.I. me escribió para decirme que tengo una herencia pendiente de entrega... en total y sólo la última semana antes de dar de baja los comentarios había ganado más de 1.000 millones de dólares.

Pero como soy poco materialista prefiero que se lo repartan a los pobres y a mí me dejen en paz. Soy vago hasta para cobrar herencias, y para sacar del país al rey de Umambutu ni te cuento.

Era una pesadilla tener que andar filtrando los comentarios reales de éstos así que, como el tiempo no me sobra, tiré por el camino más corto y ya no se admiten comentarios en mi blog. Lo cual es una pena porque en verdad me resultaba gratificante leer las opiniones de los visitantes.

Bastante tengo con recibir los emails de mis amigos con el tema “Re: Hi dude” para también tener que aguantar esta mierda en mi blog (por cierto Jesús, ¡pasa ya un antivirus a tu correo que estoy harto de que intentes venderme Iphones y Blackberrys por “price incredible low as wholesale&retail”!).

Así que a partir de ahora, quien quiera venderme Viagra que lo haga a mi correo ordinario, que es donde yo hago los pedidos normalmente.

¡Ay, el spam, qué gran invento!

jueves, 26 de noviembre de 2009

“And all started with a Big Bang...”

Y digo yo, ¿por qué no dejan de hacer series un tiempo para que nos podamos poner al día? “Mujeres desesperadas”, “Generation Kill”, “Deadwood”, “30 Rock”, “V” o mi favorita actualmente, “The Big Bang Theory” hacen que últimamente mis niveles de sueño hayan descendido a niveles preocupantes.


“V” empecé a verla pensando que iba a ser una paparrucha y no iba a pasar de la mitad del pìloto. Pero sorprendentemente ha resultado ser una paparrucha con algo de interés. Supongo que es la nostalgia, no sé, pero el caso es que he decidido seguir viéndola.

Así que las horas que no estoy poniendo notas sobre un pentagrama me las paso viendo las vidas de seres ficticios imaginarios recreados por ricachones con sueldos astronómicos. ¿Hay derecho a esto?

Pues no. Y lo curioso es que el fenómeno ya ha sobrepasado la línea “nerd” y ya todo el mundo ve estas series. Repito: todo el mundo. Todo el mundo está enganchado a “Flashforward”, “Heroes”, “24”... recuerdo cuando saberse de memoria las líneas temporales de “Perdidos” era sólo cosa de unos pocos geeks que se relacionaban a través del submundo de los foros freaks. Ahora en la cola del Mercadona discuten sobre si Benjamin Linus es bueno o malo.

¿Hay derecho a esto?

Pues yo a lo mío, a seguir nerdeando en las horas libres que me dejan el vídeo turístico que estoy acabando, el musical que estreno en febrero, la serie de animación que ahora reengancho o el programa de televisión que no pienso confesar en público que he escrito y co-dirigido pues con él he batido todos los records de bochorno y mal gusto.

Por supuesto, un año más, será el programa más visto.

¿Hay derecho a esto?

domingo, 22 de noviembre de 2009

Otros mundos

Desde 1996 en EEUU un taller financiado por el National Research Council (NRC) reúne a representantes de la industria del cine y de los videojuegos, y a miembros del Departamento de Defensa y universitarios.

Ambas industrias han traspasado hace tiempo la barrera del ocio para introducirse en los más altos niveles de la política y la sociedad norteamericana y, por extensión, mundial.

Así pues, no es de extrañar que unos días después de los atentados del 11 de septiembre, altos responsables del ministerio norteamericano de Defensa se reunieron con guionistas y directores de Hollywood. Entre ellos, John MIllius (que yo pensaba que a esas alturas ya se habrían olvidado de él, pero no), Seteven E. De Souza (guionista de -entre otras muchas- “La Jungla de Cristal”) o Randal Kleiser (sí, en serio).

Pero, ¿y los videojuegos que pintan en todo esto? ¿Qué puede interesar a los gobernantes de este medio de y para adolescentes?

Empecemos preguntándonos, ¿podemos seguir llamándolos “juegos”?

En una entrevista a New York Times Michael Macedonia afirmaba: “Miramos los que están haciendo Microsoft, Sony o Electronic Arts. Ofrecen universos virtuales a gran escala. Se les puede llamar juegos, pero realmente son entornos virtuales de interacción a gran escala en los que la gente puede expresarse. Están determinando la evolución de la tecnología”.

Imaginemos por un momento que el ser humano colonizase otros planetas e instaurase nuevas sociedades en ellos. El análisis de esas sociedades plasmaría una clara radiografía del ser humano en su momento histórico concreto, mucho más que el análisis de la cultura o el arte. ¿Cómo se rigen esas sociedades? ¿Cómo se organizan? ¿Qué tipo de macroestructura social selecciona el ser humano para crear esas nuevas sociedades, esos nuevos mundos?

No fundaría la misma sociedad un chino de los años 50 que un australiano de los 90.

Ahora bien, no hemos fundado sociedades en otros planetas (nos quedamos en la Luna), pero hemos creado, literalmente, nuevos mundos en una dimensión paralela llamada “realidad virtual”.

Y eso no empezó con Second Life o Habbo.

Macrosociedades como las de Oblivion, Mass Effect o Fallout 3 son un claro ejemplo de todo esto.

Por ejemplo, todas estas sociedades siguen fundadas en el CAPITAL. Podrían crear el sistema de trueque que quisieran, pero el sistema CAPITALISTA impera en todas estas sociedades virtuales. Así, los jóvenes no pueden escapar del capitalismo ni huyendo al mundo virtual.

Más cosas: todas estas sociedades suelen regirse por sistemas monárquicos o imperialistas. Nos encanta vender la democracia pero, en el fondo, nos sentimos más cómodos delegando el poder en una figura ajena. Es demasiada responsabilidad.

O sea.

Los jóvenes no escapan del CAPITALISMO pero sí de la DEMOCRACIA.

Para no enrollarme más sólo expondré alguna scaracterísticas más comunes a estos universos paralelos:

Ultraviolencia (claro está), sectarismo, teocentrismo, dependencia de otros individuos (en oposición al individualismo capitalista, curioso), globalización, ecologismo, hegemonía norteamericana.

Es decir, cuando la tecnología ha permitido al hombre crear nuevas sociedades “ideales” a las que poder escapar desde el mundo “real”... éstas son las características que les imprime.

Por cierto que me refiero a los jóvenes cuando realmente estos medios ya no son consumidos por ellos mayoritariamente. Esta semana se ha publicado un estudio donde, por grupos de edades, los consumidores son:

En primer lugar, entre 35 y 44 años.

En segundo lugar, entre 44 y 50 años.

En tercer lugar, mayores de 65.

En cuarto lugar, menores de 21.

¡En cuarto lugar!

La razón de esta migración de público también está en la nueva concepción de estas plataformas como algo muy distinto a los “juegos” de antaño.

El mundo de "Lain" es ya una realidad.

sábado, 31 de octubre de 2009

4 minutos

El fenómeno Youtube empezó hace 5 años y desde entonces el mundo ha cambiado radicalmente. Los menores de 18 años viven para y por internet, a saber: facebook, meessenger, habbo, twitter, tuenti y, por supuesto, Youtube.

Tus hijos ya no quieren ser como Britney Spears o Madonna, los referentes han cambiado.

Y en 4 minutos, aquí están (casi) todos:

domingo, 18 de octubre de 2009

Ipod Nano

El anuncio lamentable. La canción... de Miss Li, y con eso está todo dicho.

Miss Li

Si no la conoces aquí te la presento y quédate con su nombre porque aunque lleva muchos años en el panorama musical, que el anuncio internacional del Ipod Nano use una canción suya va a ser la definitiva catapulta que esta sueca, una de la cantantes más impresionantes del momento, necesita para convertirse en una gran estrella.

Y se lo merece desde hace ya mucho, mucho tiempo.







Maravillosa, ¿verdad?

jueves, 8 de octubre de 2009

Nueva ola...

Me gusta hacerme eco de las nuevas olas en internet, sobre todo si son tan interesantes como ésta. A ver si siguen haciendo videos así... de llamativos.

Bueno, por poner una pega, se nota que los "sorprendidos" viandantes son actores a veces un pelín sobreactuados.




Nikita - Bepebkn

viernes, 25 de septiembre de 2009

Malditos Homenajes

Soy Quentin Tarantino y quiero (tengo que) hacer una película. A ver, me voy al video club y elijo sección. La última peli la hice con los pedazos de la sección “Serie B ochentera”. Para mi próxima peli me voy un poco más para atrás, más a mi infancia, que tengo muy buenos recuerdos de otros cineastas como Leone o Castellari y los he copiado poco.

Y le sale su última película, hecha a retales de:

Sergio Leone (obviamente).
Enzo G. Castellari (más obviamente todavía).
Sam Peckinpah (por supuesto).
John Huston (para variar).
Robert Aldrich (menos obviamente).
Georgio Ferroni (la pista me la dio la música).
Jack Starret (ese principio...).
Fassbinder (no su estilo, sino su película "La ansiedad de Veronika Voss").
Brian DePalma (mejor dicho, “Scarface”).
John Irvin (diras, ¿por qué? ¿te acuerdas de “La colina de la hamburguesa”? Ah... ya).
Quentin tarantino (es el artista más autoreferencial desde Georgie Dann) .

Estas son las referencias/homenajes que yo he pillado. Y seguro que me dejo más de la mitad.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Ha nacido una estrella

Hace algún tiempo hablé del Tito Mc de Sevilla City. Este freak colgó sus videoclips en la red y se ha convertido en una de las mayores estrellas de internet. No es de extrañar viendo sus videos.

Pues bien, ahora se lleva comentar sus videos y la verdad es que los comentaristas lo hacen con cierta gracia. Aquí os dejo un par de vídeos del Tito Mc “comentados”.



martes, 22 de septiembre de 2009

Waltzing Matilda

¿Te suena esta canción?



¿Te la imaginas cantada por Cándida Billar?

Pues deja de imaginar.....

video

domingo, 20 de septiembre de 2009

“I’m fucking...”

¿No te has preguntado alguna vez qué hacen las estrellas de Hollywood en su tiempo libre?

Siento el pitido de censura, pero no los he encontrado sin pitido y con subtíitulos en español.







Este último no tiene subtítulos pero vale la pena verlo hasta el final. Ah, y está dirigido por M. Night Shyamalan (en serio, no es coña).

Hay más, pero ya habrás pillado la idea... ésta es la nueva ola de videos freakys.

Bueno, no tan nueva, tiene ya más de un año, pero la he posteado hoy. Siempre con retraso...

jueves, 17 de septiembre de 2009

Judd Apatow

Considerado el dios de los geeks, Judd Apatow es de esos nombres sobre el que hacen chistes en “Padre de familia” y sólo los más inadaptados de la sala se ríen.

Soy fan de Judd Apatow antes siquiera de saber que existía. “Virgen a los 40” o “El Crítico” me entusiasmaban antes de saber que él tenía algo que ver.

Pero lo mejor de Judd Apatow, que aún no ha superado y que difícilmente superará es –de nuevo- una serie: “Freaks and geeks”.

¿Por qué esta serie es una obra maestra? Porque es de las pocas series que dicen la verdad. Estamos acostumbrados a que en la dramaturgia americana los chicos buenos acaben con las chicas guapas y viceversa, que el protagonista logre cumplir sus sueños y que al final todos acaben “felices y comiendo perdices”.

Esta serie nos enfrenta a la realidad: la chica guapa seguramente pasará de ti si eres un pringao disfuncional,; si tu sueño es tocar la batería ya sabes que lo más probable es que acabes dedicándote a otra cosa diametralmente opuesta; y es que los sueños... sueños son.

Y estas dosis de pesimismo te las ofrecen sin quitarte la sonrisa de la cara.



Por cierto, ¿te has fijado que no a todos los personajes les intercalan el fondo de cielo azul? Pensé que sería algo aleatorio.... pero la serie acaba desvelando el por qué.

Y otro gran momento, histórico para los fans de la serie:



En mi lista de las mejores, ésta ya está en el cuarto puesto... y miedo me da a volver a verla porque lo mismo la acabo ascendiendo más.




Para los fans...

Y, de regalo, el casting de Seth Rogen para su papel en la serie:

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Conversación teléfonica entre Lars Von Trier y su madre

- ¿Qué pasa, mamá? ¿No te ha llegado el cheque del mes o qué?

- Sí, que no te llamo por eso, es que fui ayer al cine a ver la película ésta que has hecho del bosque...

- Mamá, te tengo dicho que no vayas a ver mis películas...

- A ver, si en la frutería de la Elsa es la comidilla, que todo el mundo venga run rún con la película: que si la chiquilla del Joergen se desmayó viéndola, que si al Thorkild le dejó mal cuerpo... que me digo, vamos a ver la película que seguro que no es pa’ tanto...

- Bueno mamá, ¿y qué quieres entonces?

- Yo preguntarte a ver por qué tú tienes que ser tan desagradable, en eso es que has salido a tu padre...

- Es que es una cosa compleja, mamá, que tú no entiendes...

- Compleja, complejísima vamos. La muchacha que se le pone loca la cabeza porque se le mata el niño, a ver qué hay que entender ahí. Lo que pasa es que tú siempre has sido niño de que te gusta mucho de llamar la atención, y no puedes contar las cosas normal como todo el mundo, que tuve que salirme del cine tres veces a devolver al váter... tú, si no llamas la atención es que revientas, y vas haciendo las películas diciendo “a ver qué me invento pa’ que la gente se tenga que salir a devolver al váter”.

- Mira mamá, te dejo que tengo que ir a recoger un premio...

- ¿Otro premio de ésos que te dan tus amigos? Pues a ver si vas menos a recoger premios y más a ver a tu madre. O por lo menos a ver si me haces una película alguna vez que luego yo pueda comentar con la Astrid tranquilamente en la peluquería sin que se me caiga la cara de vergüenza.

- Bueno, mamá, besos a papá...

- Tu padre, a tu padre contento lo tienes desde que te cambiaste el apellido...

- Oye, mamá, que esto se corta...

- Niño, y a ver lo que comes que te he visto por la tele y te estás poniendo gordo como un zollo, ¿niño? ¡¿Niño!? Ay, que me va a matar a disgustos.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Kian Reloaded

Ya tenemos un nuevo cartel de ‘Kian’, esa película que no se estrenará hasta dentro de lo menos dos años, por lo que aún queda mucho camino que andar.
Trabajar en el terreno de la animación es lo que tiene, se tardan añísimos en acabar cualquier producción. Claro que este proyecto estuvo guardado en mi cajón durante casi diez años hasta que un señor me pidió alguna idea para una película de animación... y aquí estamos, un par de años después, con los diseños acabados y, la verdad, pintan muy bien.
Ya veremos...

domingo, 13 de septiembre de 2009

Milla

No es Milla Jiménez ni Mercedes Milá. Ya quisieran. Es Milla Jovovich. 35 años y ex musa de Luc Besson que esta semana nos ha sorprendido posando totalmente desnuda para no sé qué revista. ¿Y qué más da?


La excusa perfecta para hablar un poco de ella. A fin de cuentas, ¿cuántas ukranianas estrellas de cine hay? Es de esas caras que cuando empezó a despuntar a todo el mundo le sonaba pues había aparecido apenas segundos en series como 'Parker Lewis' o 'Matrimonio con hijos'. Y en la segunda parte de "El lago azul" ya empezó a enseñar su palmito que desde entonces nunca más ha escondido (como ya has apreciado en las fotos que seguro que estás viendo pues he cometido el error de poner el enlace antes de este texto a riesgo de que jamás nunca nadie lo lea).

Siempre he pensado que esta actriz estaba llamada a ser el Bruce Willis femenino del cine de acción. 'El Quinto Elemento' o 'Resident Evil' así parecían demostrarlo. Pero entonces la muchacha ampezó a elegir proyectos como 'Ultravioleta' (batacazo de Kurt Wimmer tras su infravalorada 'Equilibrium') o las mil secuelas de 'Resident Evil' que no interesan a nadie porque, para empezar, ya no están dirigidas por Paul W. Anderson.

Así que es una pena que esta chica ya sólo sea noticia por quitarse la ropa en público, como una muñeca rota con la que todo el mundo quiso jugar pero que al final acabó tirada por los suelos de las secuelas absurdas o las más absurdas no secuelas como 'Mi ex, mi novia y yo'.

Ojalá el tiempo vuelva a ponerla donde se merece, en el pedestal de las grandes heroínas del cine de acción donde Sigourney Weaver fue la diosa sin descendencia.

El Señor de las Moscas

Me disponía a pasar la tarde en la provechosa tarea de librar al mundo de mutantes asesinos desde el sofá de mi salón cuando el teléfono sonó.

Al parecer me habían estado intentando localizar para llevarme a comer a la finca de un señor dispuesto a poner unos cuantos miles de euros en una película que yo escribiría y dirigiría.

Siento decir que soy tan egoísta como para dar prioridad a eso antes que a salvar el mundo así que dejé el planeta a merced de los monstruos y me dirigí al punto de encuentro.

Ya antes me habían hablado de este señor, de edad incierta, que estaba dispuesto a aflojar una millonada a favor del arte. Me habían descrito su mansión, adornada con figurillas de carne y hueso que incluso atendían a nombres (extraños, eso sí) que dedicaban sus existencia a hacer la del señor de la casa más agradable. Me hablaron de su gloriosa piscina, de sus hectáreas, de sus cochazos...

En fin, casi estaba yo convencido de que me dirigía a Falcon Crest cuando por el camino nos perdimos. Evidentemente, llegar a Falcon Crest no es fácil. Habíamos quedado para comer y aparecimos a eso de las cuatro y media de la tarde.

En efecto, tras varias vueltas por el pueblo cercano -que parecía sacado de una novela de Stephen King donde fueras por el camino que fueras siempre acababas en la misma placita abandonada- llegamos a la verja de la mansión.

Lo que me describieron como mansión yo lo encuadraría más bien en la categoría de “parcelita dominguera con piscina” pero bueno, el hecho de que el mayordomo nos recibiese a la puerta le daba una estrella Michelín más al asunto.

El mayordomo era un dominicano la mar de agradable de unos veintipocos años que funcionaba con mando a distancia. Sí, el concepto de mando universal cambió ese día para siempre en mi mente, ya que el señor de la casa sólo tenía que usar un aparatito para que el buen hombre viniese e hiciese exactamente lo que se le pidiese, desde servir el aperitivo a espantar las moscas.

Comimos al aire libre.

Y ese día aprendí muchas cosas sobre los súper ricos. Lo primero es que Dios, en efecto, los odia. “Antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico entrará en el reino de los cielos”. Dios se la tiene jurada, desde luego. Durante nuestra “agradable velada” el todopoderoso nos mandó la versión de sobremesa de lo que debieron ser las siete plagas de Egipto: huracanes, un sol achicharrante, una plaga de moscas.

Jamás en mi vida había visto tantas moscas. En ocasiones la comida desparecía debajo de la capa de insectos hambrientos que pretendía devorar los manjares que nos servía aquel buen hombre (me refiero al mayordomo). A veces el sirviente aparecía y se llevaba la comida de la mesa.
- ¿Por qué te llevas la comida? –le preguntaba su... ¿amo? ¿cómo se dice?
- Por las moscas –al fin escuché por primera vez en mi vida esa frase usada de modo completamente justificado.
- Pues tú eres la peor mosca de todas, porque ellas por lo menos no se llevan la comida.

Y aquel buen hombre dejaba sobre la mesa los manjares para degustación de los invertebrados de toda la comarca.

Las ráfagas de viento que nos azotaban obligaron también a ese buen hombre –cuya parcelita en el cielo será la envidia del resto de difuntos- a traer tomos enciclopédicos de la biblioteca con los que sujetar las mesas y sillas para evitar que volasen a otras latitudes.

Aparte, continuamente teníamos que mover la mesa (con todo lo que sobre ella habitaba, incluídas las moscas) para evitar al sol y situarnos bajo la pobre sombra que nos daba un triste toldo que hacía lo que podía contra la ferocidad ultravioleta del astro rey.

El bronceado formaría parte del menú, supuse.

La comida se extendió hasta eso de las nueve de la noche, horas interminables de moscas y tornados en las que el señor millonario nos deleitaba contándonos sus batallitas y sacando el mando a distancia para llamar a sus sirvientes literalmente para nada.
- ¿Quería algo el señor?
- No, nada.
Querría hacerlos pasear no fuera que se oxidasen y ya habría prescrito el período de garantía o se le habría perdido el ticket de compra para posibles devoluciones en el mercado de esclavos de la comarca.

Otra cosa que aprendí es que tener dinero es el equivalente a tener talento. Este hombre hacía de todo: escribía cuentos, guiones, artículos, producía películas... y si nadie se los publicaba inventaba editoriales o revistas donde imprimirlo todo. Y si nadie lo premiaba se inventaba un festival donde se daba premios a sí mismo y a sus creaciones.

Debe estar bien eso de tener tanto dinero.

Porque, por supuesto, este hombre vive en esa burbuja en la que todos nos imaginamos a los ricos. Donde todo el mundo le sonríe y le aplaude sus creaciones por más lamentables que éstas sean. Y me incluyo. Nos deleitó con un relato ingenuo y pretencioso que él mismo llamaba a ser “el nuevo Principito” pero que no iba a tener más trascendencia literaria que la guía QDQ aunque todos –y me incluyo- nos deshacíamos en alabanzas ante semejante obra maestra.

El culmen de la tarde-noche fue cuando sacó un guión cinematográfico escrito por él mismo donde la desproporcionada cantidad de faltas de ortografía era lo único a destacar y me desafió a que le diese mi opinión. Mientras yo pasaba las páginas esperando encontrar en algún momento un “TODO ESTO ES UNA BROMA, SONRÍE A LA CÁMARA” él soltaba perlas del tipo:
“¿A que nunca habías visto un guión así?”
Vaya que no. Afortunadamente.
Ó: “Ése es el tipo de guión que quiere un director”.
¿Para su chimenea?
Lo cierto es que aparte de mal escrito y redactado las acotaciones eran cualquier cosa menos cinematográficas. Como si hubiesen puesto trozos de una novela de baratillo y las hubieran colocado entre diálogos impronunciables.

Terminamos la jornada a eso de las once de la noche sin llegar a ningún acuerdo claro. Él hablaba, hablaba y hablaba (se podrían haber llenado cuatro pantanos con la saliva que ese buen hombre derrochó) pero sin concreciones. Prácticamente no hablaba de otra cosa que no fueran sus escritos y sus grandes logros artísticos. Y quedamos en que volveríamos a vernos para concretar.

Esa cita nunca llegó. Jamás llegamos a un acuerdo al respecto. Y creo que me alegro de ello. No sé si hubiese podido soportar más veladas como aquella. La verdad, si ése es el precio a pagar por hacer una película, prefiero quedarme en casa salvando al planeta de los mutantes.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Periodismo serio

Un fan se abalanza sobre Nadal. Ésta es la noticia. Veamos cómo lo cubre la prensa seria. Pongamos por caso, Yahoo Noticias.

Y veamos si podemos enmarcar a Yahoo Noticias dentro de la prensa seria.
(Pincha aqui para ver la noticia)

Tiene su titular, su cuerpo de noticia, su foto... todo parece correcto. Hasta que llegamos a la base de la noticia.

El vídeo.

Un cutre-video grabado ¡de la televisión!

Parece que el periodista le dejó la cámara a su abuela (la misma cámara que usó el día antes para grabar el cumpleaños de su prima), y le dijo, “si sale en la tele alguna noticia de ésas de las que yo escribo en mi periódico (a ver cómo le explica a su abuela lo que es Yahoo Noticias) apunta este chisme pa' la tele”.

Y la buena mujer, que se mueve de delante del televisor menos que el sofá, lo hizo.

Ay, qué sería del periodismo serio sin las abuelitas de los periodistas.

Por cierto, ¿alguien me explica qué interés tiene ese vídeo a partir del segundo 10? ¿Por qué dura más de dos minutos?

miércoles, 9 de septiembre de 2009

AVISO


Y ahora, “Margaritas Empujonas”

A pesar de su título, tan ridículo como una comedia producida por Antena 3, Pushing Daisies es una de las propuesta más originales y sorprendentes que nos hayan ofrecido los americanos en su sobresaturada propuesta televisiva.

A riesgo de empacharme de series, intento estar al día de lo que producen, lo cual es imposible. Pero si una serie viene firmada por Barry Sonnenfeld, a ésa seguro que le encuentro hueco.

Y qué hueco.

Pushing Daisies es Sonnenfeld elevado a la enésima potencia. Sonnenfeld suelto, armado y peligroso. Esta serie hace que sus películas parezcan la obra de un señor “comedido” (¿pillas el juego de palabras con “comedia”? ¿has visto cómo van empeorando mis comentarios léxicos con los años? Pues tengo algunos chistes con la palabra tubérculo...).

Viendo esta serie cualquiera diría que tiene influencias de Amelie, de Mujeres Desesperadas... pero no, porque Sonnenfeld estaba ahí mucho antes. Sólo hay una influencia clara en esta serie, la de Barry Sonnenfeld. Punto.

Este excesivo cuento seriado que ya hubieran querido firmar los Hermanos Grimm narra la historia de un tipo que cuando toca a los muertos, éstos reviven... pero alguien cercano deberá morir a cambio.

El material ideal para la pizpireta cámara del antaño director de fotografía y desde principios de los noventa realizador de descomunal inmoderación y gusto por lo bizarro.

Cómo ser Barry Sonnenfeld

- La cámara no puede estar quieta ni un momento. Y el gran angular mejor no se lo quites ni para limpiarlo.
- Música a tutiplén. Ni un segundo sin música. Y si no puedes conseguir a Danny Elfman búscate a alguien que lo copie descaradamente.
- Ritmo descomunalmente rápido. No hay pausa. Todo se monta al ritmo de “El vuelo del moscardón”.
- La técnica de interpretación de los actores se basa, fundamentalmente, en “poner caras”.
- Al director de arte se le dirige así: “Quiero más”. Y cuando te dé más la siguiente instrucción es sencilla: “Más”. Y así sigues hasta que la cámara esté rodando el decorado... e incluso después.
- Colores básicos, intensos, saturados. Nada de grises: colores planos e identificables. No existe el salmón, sino el rojo. No existe el turquesa, sino el azul.
- Humor cartoon. La fórmula matemática sería Tex Avery + Robert Zemeckis x Terry Gilliam. Y todo ello elevado al cubo.
- Haz del cartón piedra (aunque sea pixelado) tu seña de identidad.
- Cuando creas que estás exagerando mucho es que te estás quedando cortísimo.
- Acaba de cualquier manera. Lo importante no es el destino, sino el viaje.

martes, 8 de septiembre de 2009

Mis momentos Pixar


· ‘El gaaaaaancho’ de “Toy Story”.
· Las tomas falsas de “Bichos”.
· ‘Yo soy tu padre’ en “Toy Story 2”.
· Las persecución a través de las puertas de “Monstruos S.A.”.
· La aparición de Dory en “Buscando a Nemo”.
· El trailer de “Los Increíbles”.
· Las carreras de “Cars”.
· El flashback de “Ratatouille”.
· El primer acto de “Wall-E”.
· El ‘montage’ matrimonial de “Up”.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Diálogo 100% real

Una de las cosas que tiene la profesión de guionista es la gran variedad de reacciones que tiene la gente cuando se entera de a lo que me dedico. Evidentemente, el 90% de las reacciones no son dignas de mención (entran dentro de lo normal) pero a veces la vida me regala diálogos tan descacharrantes como éste:

- Lo que tiene que tener ser guionista es que habrá poca gente con la que puedas hablar de lo tuyo, ¿no? Digo que habrá pocos guionistas como tú.

- Supongo que como en todos los gremios. Yo conozco a pocos repartidores de butano, sólo a ti de hecho, pero tú conocerás a muchos. Pues lo mismo.

- Entonces, ¿en Sevilla hay muchos guionistas?

- Pues la verdad es que sí.

- ¿Y cómo es esa gente?

- Bastante raros, la verdad.

- No me extraña, si yo creo que hay que estar un poco tocado para dedicarse a una cosa así.

Diálogo 100% real.

He aquí otro que mantuve con un agente inmobiliario que intentaba vender mi casa:

- Tú entonces te dedicas a cosas de esas de la televisión.

- Más o menos.

- ¿Y tú podrías meter a mi niña en Canal Sur?

- ¿Y qué hace tu niña?

- Canta que no veas y no es que lo diga yo que soy su padre, eh, que todo el que la escucha se queda con la boca abierta.

- ¿Y qué canta tu niña?

- Break Dance.

Diálogo 100% real.

Luego hay una serie de reacciones que son bastante habituales como por ejemplo:

- Para eso hay que tener mucha fantasía, ¿verdad?

ó

- ¿Y eso se estudia?

ó

- Ah, pues a ver si te paso una cosita que tengo yo escrita que...

ó

- ¿Y de eso se puede vivir?

ó

- ¿Y tú conoces al Duque? ¿Me lo puedes presentar?

Y su variación:

- ¿Y conoces a algún famoso?

- A Alex O’Dogherty.

- No, digo famoso tipo Chiqui de Gran Hermano.

ó

- Uy, pues tú te tenías que pasar por mi trabajo (o por mi casa) que eso te da para un guión por lo menos.

ó

- Pues si yo te cuento lo que me pasó el otro día seguro que sacas un guión de eso. ¡Pero vamos a medias, eh!

ó

- Pues entonces dentro de nada te vemos en los Oscars ésos.

ó

- ¿Y tú has salido en la tele?

ó

- Pues a ver si tienes suerte y te haces famoso como la Belén Esteban.

ó

- Ah, entonces tú tienes que conocer a Juan, que trabaja en Canal Sur.

ó

- ¿Tú sigues con esas cosas de la televisión?

Ésta última casi siempre viene con un halo de continuación del tipo “¿o te has buscado ya un trabajo de verdad?”.

Lo mismo tienen razón, y me tengo que buscar un trabajo de verdad.

domingo, 30 de agosto de 2009

jueves, 27 de agosto de 2009

Lo más visto en internet (y II)

Internet lo democratiza todo. Alguien decía que está bien que el arte esté al alcance de todo el mundo. Acceso ilimitado.

Toma que sí.

Si no, ¿cómo iba a tener este pedazo de artista la posibilidad de producirse él mismo sus vídeos y discos?



Tienes que verlo entero, eh, no vale dejarlo a los 10 segundos, eso es trampa. ¡Yo lo he visto y ahora lo ves tú entero!

Además, te aseguro que puede cambiar tu vida.

Esto es internet. Todo el mundo tiene derecho a la gloria. ¿El Tito Mc se va a cortar porque las grandes televisoines le cierren sus puertas?

De eso nada, él vale más que todo eso y aquí lo tienes, con este pedazo de... de lo que sea.

“Estoy tan bueno que podría ser un prostituto”.

“La inteligencia no se mide con el color de la piel, la inteligencia se mide con la mente... la inteligencia no se mide con la polla”.

Pura poesía urbana. Ya podía aprender Bukowski del Tito Mc.

¿Que “capullo” no rima con “mucho”? Pues eres un “capucho” y ya está.

Pero sigamos.

¿Qué más ve la gente masivamente en Youtube?

Esto:



O esto:



O esto:



O esto:



Vamos por partes. Del niño alemán de los cojones se ha hablado tanto que ya no tiene gracia comentar nada. De hecho, ya debe ser un señor mayor en rehabilitación por las drogas que se metió para aguantar la mierda que le vino encima tras la publicación del vídeo.

¿Pero qué me dices del Chuky? Como éste hay muchos en la red: el de la droja en el Cola Cao (un clásico, ¿dónde estará enterrado ese hombre para ir a dejarle unas flores?); el de permiso de Aranjuez que viste de Emidio Tucci... o el nuevo fenómeno que sirve de alimento constante a Youtube: Callejeros.

Cuatro dio con la fórmula. Hacer un programa de televisión por menos de nada. Cogen una cámara cutre, un becario y lo echan a la calle a grabar todo el lumpen que pueda. ¿A qué lumbreras se le ocurrió? ¿Y cuántos becarios han muerto en el camino? Les sale más rentable pagarles el entierro a los reporteros que se van cargando los yonkis y descerebrados estos que hacer un programa en condiciones.

Y lo peor es que las demás televisiones están siguiendo el ejemplo.

Vale, pasemos a otro apartado, el de frikys con demasiado tiempo libre. Como éste:



Lo peor de esta nueva era es que tú y yo sabemos quién es este tío, toda su historia y que... ¡se ha hecho multimillonario con esta mierda! Dejó su trabajo para irse por el mundo a grabar esta cagada y se hizo tan famoso que una marca de chicles lo contrató para...

Espera, espera, espera, paremos aquí. ¿Una marca de chicles?

Una agencia de viajes, de calzado deportivo, de... ¿pero de chicles? ¿Qué coño tiene que ver?

Nada, pero antes famosos eran Gabriel García Marquez o J. Edgar Hoover.

Ahora famosa es ésta:



Oye, y que se lo ha ganado eh. A J. Egdar Hoover lo quería yo ver luciendo orgulloso a mandíbula batiente la mancha en el pelo a lo "Algo pasa con Mary".

Para acabar, un par de videos recopilatorios de puro... no tengo palabras. Ojo, no conocer a estos personajes supone no poder participar en la mayoría de conversaciones geek a pie de calle (sobre todo los del segundo video, si no los conoces, no te molestes en ver “Padre de familia”). Pero también te advierto que dentro de seis meses tendrás que haber olvidado todo esto y ponerte al día porque las actualizaciones del mundo nerd son mayores que las de Windows.

Eah, a seguir bien.



miércoles, 26 de agosto de 2009

Lo más visto en internet

En los 80 lo más visto era “El Coche Fantástico”, en los 90 eran “Los Vigilantes de la Playa”. Vale, eso era vergonzoso. ¿Pero que lo mas visto en una pantalla en este nuevo siglo sea una rata dándose la vuelta?



Sí, esto es lo más visto de internet.

No es coña.

Oye, que es en serio.

Vale, hemos tocado el techo de la civilización, hemos evolucionado hasta ser una raza superior y ya vamos hacia atrás. Lo acepto.

Así que no me extrañe que empecemos a dejar de saber hacer cosas que nos diferenciaba de animales como el berberecho como, por ejemplo, leer y escribir.

Ahora gracias a los sms, los chat, el messenger, el facebook y toda esa mierda ya nadie sabe escribir.

De hecho, esto no está correctamente escrito para internet.

Lo vuelvo a hacer bien:

d echo, sto nosta corectamt scrito pr ntrnet.

¡Pero si es hasta difícil escribir así! El corrector ortográfico del word no deja de cambiarme las palabras. Puto Microsoft que no nos deja ser libres en nuestra absoluta ignorancia.

Sigo, que me pierdo.

Otro video del top ten:



Este video era en serio. O sea, está grabado por una agencia de noticias en una piscina donde hubo gente que acabó en el Hospital. Esta chica puso en peligro en vidas humanas. ¡Pero qué risas! ¿Por qué esta tía no ha participado luego en Factor X? Tiene potencial para ser la próxima... qué difícil elegir, hay tantos. Podría ser la próxima ésta:



O éstas:



O ésta:



Que tiene aprendices y seguidoras, como Withney Houston:



O la más grande (en sentido literal y figurado):



Joder, qué hit parade.

Antes si un padre veía a su hija así le pegaba una paliza, ahora la graba con el móvil, la cuelga en internet (y no donde debería colgarla de verdad) y le pasa el enlace a los colegas de la oficina.

Y luego la lleva al casting de Factor X. Claro está.

Porque, en Factor X, ¿a alguien le importa una mierda los concursantes que pasan por su talento? No sé, yo sólo conozco a este tipo de gente en ese concurso.



Me han dicho que al final el concurso lo ganó una chica que cantaba muy bien. ¿A quién carajo le importa?

Lo que me lleva a otro tema: los concursos de talentos.

La tele está inundada y mientras llega edición 825692346 de Operación Triunfo y en Andalucía la televisión autonómica ha dejado de emitir cualquier cosa que no sea el concurso ese de Copla que parece un chiste de los Morancos escenificado por actores malos en Internet los que no pasan las eliminatorias de esos concursos intentan triunfar grabando sus videos caseros.

El siguiente video no lo he sacado de una televisión local a las 4 de la mañana, es un video real de un concursante de Operación Triunfo pagado con dinero público de los contribuyentes españoles.

Atento al estribillo:



Los pelos de punta, ¿eh?

Esto es Youtube, señores. Esto es el futuro de las comunicaciones, esto es internet, esto es el progreso.

Lo dicho, tocamos techo y ahora vamos p’abajo (así se escribe en interné).

Death Note: La Película


Los americanos, que no se pierden una, ya están manos a la obra en llevar al cine en plan superproducción el mejor manga de la historia con permiso de “Akira”: “Death Note”.

Se estrenará dentro de dos años y entre los nombres de su ficha tenemos al director Michael Cuesta, que debutaría así en el mundo del largo tras firmar algunos de los más brillantes episodios de “Dexter” y el compositor Danny Elfman, que será el encargado de la banda sonora.

Esperemos que esto no sea otro “Dragonball” aunque por ahora la cosa pinta bien.

Ya veremos...

Esto es una noticia real

En un medio "serio" (Yahoo noticias):

Un científico canadiense quiere transformar pollos en dinosaurios

Así nos va...

Comando G

Los treintañeros somos unos nostálgicos. No hay más que ver la televisión, plagada de los años 70 y 80.

En una reunión de treintañeros no suele faltar el recuerdo de las míticas series de animación de nuestra infancia, sin faltar quien se arranca a cantar todos los opening que se sabe hasta cuando las canciones son en japonés (¿quién no se sabe la de “Heidi”?).

Lo curioso es que al echar la vista atrás casi todas las series que nos gustaban eran animes (Candy Candy, Marco, Heidi, Comando G) o españolas (Willy Fog, David el gnomo, Dartacan).

Pues venga, pongámonos nostálgicos (otra vez) y cantemos aquellas canciones.

Aquí van:







Una curiosidad: ¿sabias que He-man es fruto de que Astro hizo los muñecos de la película “Conan” antes de verla y al darse cuenta de que su contenido no era para niños transformó el stock de muñecos de Conan en este nuevo héroe que se sacó de la manga? Tuvo tanto éxito de ventas que hasta hicieron –también con éxito- la serie de animación.
Por cierto, que me encanta el rollo gay de esta serie.

martes, 25 de agosto de 2009

La espera

Te pasas la vida esperando. Cuando algo llega, no importa, porque ya estás esperando lo siguiente.

Mientras espero a que se estrene la versión de Pocahontas que ha hecho James Cameron, voy llevando a cabo proyectos que antes de que se acaben me parecerán ya obsoletos y estaré deseando meterme en los siguientes que-pensaré- serán más interesantes y atractivos.

Y cuando el Pocahontas con esteroides se estrene no me satisfacerá porque esteré esperando “Battle Angel” o vete tú a saber qué.

Ni los proyectos propios ni los ajenos son satisfactorios.

Siempre sigues esperando.

Después, cuando llegas a una edad en que ya no buscas a tus amigos en Facebook, sino en las esquelas, sigues esperando.

Siempre esperando.

lunes, 24 de agosto de 2009

Hugo y Paulie

La mayor parte de las veces el potencial de un proyecto de ficción se sustenta únicamente en la posible calidad de su guión.

Error.

En ocasiones es muy difícil –incluso imposible- que un guión transmita la grandeza de una obra.

El guión es la primera pieza de un puzzle mucho más grande que en ocasiones trasciende con mucho lo que el guión puede aportar.

Pongamos el ejemplo de dos personajes de series de televisión: Hugo, de “Perdidos” y Paulie de “Los Soprano”.

En ambos casos, sobre el papel es imposible comprender la enorme grandeza de ambos caracteres. El guión son palabras, manchas sobre papel. De hecho, leído, el personaje de Hugo puede parecer un estereotipo bastante aburrido y Paulie ni siquiera es un personaje, es un monigote que va de acá para allá. Pero la vida que les transmiten sus respectivos actores (Jorge García y Tony Sirico), el alma que les confieren hace que si en el papel pone que en una escena “Paulie está al fondo” es sólo una línea mientras que en pantalla ese fondo brilla de manera especial, ese fondo se llena de color, de vida, de alma, porque al fondo está Tony Sirico aportando un aura maravillosa que hace de Paulie un alma inolvidable, un retrato único, una gran presencia que, de pronto, aporta a la escena un hálito especial que en el guión sólo es una mancha en el folio que, seguramente, pasará desapercibida.

Es difícil valorar un proyecto de ficción cuando sólo se tiene un guión.

Yo diría que imposible.

lunes, 17 de agosto de 2009

Spanish Movie

Ojo que esto puede ser la mayor gilipollez de la historia de nuestro cine... o la más inteligente propuesta. Estaremos atentos...

Jack Bauer y el nuevo orden

Uno de los aspectos de la ficción que más subrayo en mis clases suele ser el enorme poder para interferir en las conciencias de los espectadores. El cine no vende historias, vende ideas. Y si no somos conscientes de ello, las compraremos ineludiblemente. En serio.

Por ejemplo, veamos la serie 24.

El filósofo esloveno Slavoj Zizek analiza el estado de suspensión del juicio moral que esta serie crea en el espectador. Para Zizek, este estado de excepción toma la forma de una conminación a practicar la tortura como algo natural en las circunstancias de la urgencia normalizada, de manera desacomplejada, obedeciendo a una nueva ley que autoriza a todo el mundo a interrogar a todo el mundo –el padre al hijo, el marido a su esposa- para obtener informaciones que atañen a todo el mundo. Es una indicación alarmante –dice Zizek- del profundo cambio de nuestros valores éticos y políticos.
El poder de la ficción sobre la sociedad es tal que Antonin Scalia, juez de la Corte Suprema de Estados Unidos y por lo tanto encargado del respeto de la Constitución, justificó el uso de la tortura fundándose no en el análisis de textos jurídicos sino en el ejemplo de... ¡Jack Bauer! Evocando la segunda temporada de la serie, en la que se ve al héroe salvar a California de un ataque nuclear gracias a informaciones obtenidas mediante “interrogatorios enérgicos” (sic), no temió afirmar que “Jack Bauer salvó a Los Ángeles, salvó a cientos de miles de vidas. ¿Van a condenar a Jack Bauer? ¿Podremos decir que el derecho penal está en su contra? ¿Un jurado condenaría a Jack Bauer? No lo creo. Así pues, la cuestión es saber si creemos en estos absolutos. Y tenemos que creer en ellos”.

domingo, 16 de agosto de 2009

sábado, 15 de agosto de 2009

jueves, 13 de agosto de 2009

Family Guy: y ya van 7

Lo de "Family Guy" no deja de ser pasmante.

Siete temporadas y siguen igual, si no mejor. Lo curioso de esta serie es que todo aquello que una televisión convencional JAMÁS permitiría a una serie, ellos pueden hacerlo. Ni "Los Simpson" ni siquiera "South Park" tienen este nivel de libertad. A fin de cuentas, hacer mofa de los gays, de las mujeres, del sexo... todo eso tiene gracia para todo el mundo. Pero, ¿qué serie se podría permitir hacer chistes sobre la bronca que Christian Bale echó al director de fotografía, sobre los otaku, sobre el cosplay, sobre las repeticiones de Danny Elfman...? Si ni siquiera sabes de lo que estoy hablando, no vas a pillar el 90% de los chistes de esta serie. Lo normal es que las televisiones quieran que TODO EL MUNDO pille TODOS los chistes. En esta serie pareciera que los guionistas son una panda de nerds de 15 años, ¡escribiendo para ellos!

Eso sí, para los frikis de la cultura pop ésta es la mejor serie porque es la única ventana donde asomarse y ver aquello que pensaban que sólo les hace gracia a ellos y a sus (pocos) amigos. Por ello, es una serie que provoca dos reacciones: o la odias porque no entiendes la gracia de nada. O la adoras.

Si eres un friki, geek, nerd o cualquier variante, ¡ésta es tu serie!

Y de muestra.... dos extractos de la séptima temporada con referencias a la cultura pop más geek. Sin subtítulos, que no los he encontrado.

video


video

lunes, 10 de agosto de 2009

¿Y eso del anime de qué va?

Vale, te han dicho que los mangas y los animes son la leche. En realidad, llevas mucho escuchando esa cantinela pero nunca te había apetecido ponerte con eso. Sólo faltaba ahora tener que ponerse al día en mangas y animes. Pero te ha picado la curiosidad y quieres empezar a ver si está tan bien como dicen eso de la animación japonesa. Y a esto que miras por internet y ves que, literalmente, hay cientos de miles de títulos. ¿Qué hacer? ¿Lo damos por imposible? ¿Pasamos del tema? Pues mira, por si sirve de ayuda, a continuación te ofrezco una mini guía de aquellos títulos por los que podrías empezar a familiarizarte en esto del anime.

De verdad, vale la pena.

Y si no, pues nada. Tú te lo pierdes.

Películas y OVAS

Akira

La revolución llegó con Akira. Antes existía el anime (de hecho, existe desde principios de siglo) y algunos de gran éxito (Marco, Heidi, Candy Candy, Comando G) pero Akira subió el género a un nuevo nivel en el que ha permanecido desde entonces.



Alita: Ángel de Combate

Este anime basado en el mismo manga es uno de los más influyentes a la par que desconocidos. Sólo dar dos datos: Luc Besson se basó en él para su “Leon: el profesional” y James Cameron lleva diez años adaptándolo en una mega película de las que él hace cada dos décadas.


Castillo en el aire

Uno de los clásicos de Miyazaki. Una deliciosa fábula que nada tiene que envidiar a otros títulos más conocidos como los de Chihiro o Mononoke. Imprescindible. Ah, y la música cuando la oyes una vez estás perdido, te persigue para siempre.


El viaje de Chihiro

Los americanos se inventan el Oscar a la mejor película de animación para hacer resurgir su industria en un tiempo en que Disney andaba de capa caída y las pelis de Dreamworks y otras compañías no levantaban cabeza. Y el primero, ¿quién se lo lleva? Miyazaki y su viaje de Chihiro. Por algo será.



Ghost in the Shell

Si hablamos de películas influyentes hay que hablar de Mamoru Oshii y su revolucionaria “Ghost in The Shell”. Todo el ciberpunk posterior bebe directamente de esta maravilla cuya segunda parte no estuvo a la altura de lo que se esperaba. Pero es que es imposible repetir una proeza como ésta.

Jin Roh


Con guión de Oshii esta película del año 98 es una profunda reflexión antibélica. Una pena que resultase un fracaso comercial tal que hizo que su director jamás volviese a dirigir otra.


La Tumba de las Luciérnagas

Increíble. Una película que llega al alma. El cine de animación elevado a la máxima expresión artística. Isao Takahata adaptó de manera magistral la novela homónima sobre unos niños que pierden a su familia en la guerra.


Memories

Compuesta por tres historias que nada tienen en común, es una película imprescindible que cuenta en los créditos con gente tan importante como Otomo o Kon.

Metrópolis

Adaptación del clásico de Osamu Tezuka, esta re-adaptación del filme de Lang es un festín visual y una revisitación que retuerce el original hasta dejarlo irreconocible.

Millenium Actress

Dirigida por el siempre interesante Satoshi Kon, esta película explora todas sus constantes: la indefinición de lo que es realidad y lo que es fantasía, el humor extremo, personajes femeninos de una complejidad casi imposible de alcanzar, estructura de muñecas rusas...


Mis vecinos los Yamada

Otra delicia de Takahata. Una comedia costumbrista basada en pequeños sketches de esta curiosa familia de clase media japonesa. Tiene un defecto, y es que cuando la película acaba te quedas con ganas de más. ¿Por qué no hicieron una serie?


Paprika

Satoshi Kon en estado puro. Realidad y sueño fundidos en una amalgama indescifrable, final apocalíptico extremo... vamos, lo que es Kon en vena.


Perfect Blue

Otra película de Satoshi Kon. Una de las primeras y en ella ya se reconocerían las constantes de lo que posteriormente serían sus señas de identidad. Si Lynch supiera que, sin saberlo, se inspiró en ella para su "Inland Empire"...


Robot Carnival

Un megamix de historias dirigidas por pesos pesados como Otomo o Nakamura. Nada menos que nueve historias relacionadas con robots. Algunas no aguantan la comparación con las que las acompañan pero hay historias que son auténticas obras de arte.


Vampire Hunter D.

Existen dos versiones de esta película, y ambas excelentes. Los primeros cinco minutos son de fábula.


Series

Astroboy

Un clásico de Tezuka y tal vez el primer anime seriado de la historia. Hoy en día se ve algo obsoleto, pero hay que tener en cuenta que hablamos de 1963.


Blood +

El piloto de esta serie era acojonantemente bueno. El resto de la serie bajó un poco el nivel de calidad pero se mantuvo gracias sobre todo a la maravillosa música de Mark Mancina y a sus interesantes guiones.


Cowboy Bebop

La serie –no la película- es una de las grandes obras maestras del anime japonés. Su autor Shinichirô Watanabe se consagró con ella y se convirtió en uno de los grandes nombres del medio. Cómo será la cosa que los americanos ya están haciendo su versión en imagen real.


Death Note

Para mi gusto, la mejor. Inmejorable. El guión es simplemente perfecto, y la ejecución, las puesta en escena (incluyendo la música, el montaje, etc), impecable. Una obra entre un millón.


Doomed Megalopolis

Realmente es una miniserie de cuatro capítulos que se remonta a los años 90. Su ambientación hipnótica y su historia esotérica la hacen una excelente muestra de la animación japonesa de hace ya más de quince años.


Full Metal Alchemist

Considerada también uno de los hitos de la animación japonesa de los últimos años (2003 en este caso), esta serie combina terror, ciencia ficción, drama, aventura, misterio y comedia con una maestría que ya quisieran muchos guionistas occidentales.


Neon Genesis: Evangelion

Para muchos esta parábola religiosa es el mejor anime de la historia. Para mí esto es una exageración si bien reconozco que ésta es de esas series que no pueden dejar indiferente a nadie. Ojo, cuando empieces a verla no te dejes llevar por la primera impresión (que suele ser mala). La serie no es lo que en un principio parece. Estás avisado.


Paranoia Agent

La mejor obra de Satoshi Kon es sin duda esta serie donde no se vio limitado por el breve tiempo que los largometrajes le ofrecen para llevar a cabo sus obsesiones y pudo desarrollar con maestría temas como la alienación contemporánea, la influencia de la tecnología en la sociedad o la fina línea que separa la realidad de la “irrealidad”. La he visto completa al menos cuatro veces y cada vez consigue sorprenderme.

Samurai Champloo

El autor de “Cowboy Bebop” vuelve a repetir la fórmula que tanto éxito le diese en aquella (la anacronía musical) para hacer una serie de samuráis a ritmo de hip hop y donde los reflejos entre el mundo japonés contemporáneo y el de la era de los ronin ya quedan claros en el brillante montaje del primer episodio.


Serial Experiments: Lain

Si te gusta el ciberpunk, ésta es tu serie. Tal vez lo mejor que el ciberpunk animado ha dado (sin contar “Ghost in The Shell”). Su trama tan compleja como fascinante hace de ésta una de esas series que se debe ver de un tirón de principio a fin. Adictiva, enfermiza... maravillosa.


lunes, 3 de agosto de 2009

¿Por qué los viejos huelen tan mal?

Hay preguntas –como ésta- que son difíciles de responder. Ahí va otra: ¿Por qué existen tantos libros sobre la escritura de guiones? No lo entiendo. Es como si en las librerías hubiese centenares de “Hamlet” escritos por distintos escritores. "Hamlet" sólo hay uno. Todos los libros sobre escritura de guiones vienen a decir lo mismo. Cambiando los ejemplos y los chistecillos, pero lo mismo a fin de cuentas: que si la clave es el conflicto, que si los personajes deben tener un arco (como Diana)...

Yo tengo mi estantería llena de libros de éstos y no tendré ni el 1% del material existente al respecto. Y, la verdad, si quiero consultar algo sólo abro uno o dos. Los demás fueron tirar el dinero.

¿Y cuáles son esos libros que a veces consulto?

Pues mira, si aún no tienes ningún libro sobre el tema (lo dudo, todo el mundo tiene alguno) estos son los que yo te recomendaría. Con estos, ya tienes de sobra:

La dramaturgia, de Yves Lavandier

El mejor, con diferencia. Aquí está todo y muy bien explicadito.

El guión, de Robert McKee

No tan bueno pero incluye cosas que Lavandier obvia (como la antitrama u otros elementos similares).

Poética, de Aristóteles

La Biblia del guionista. Simplemente, imprescindible.

Y ya está. Punto. Tengo docenas de otros títulos (que si Syd Field, que si Linda Seger, que si un señor de Cuenca que se levantó un día inspirado) pero dicen lo mismo que estos tres con otras palabras.

Eah, ya he hecho mi buena acción del mes: ahorrarte dinero.

viernes, 31 de julio de 2009

Freud Up

Cuando salí de ver esta película pensé “¿es cosa mía o esto es puro Freudianismo recalcitrante?” así que rebuscando en las críticas de internet he visto que más de un avispado crítico no ha podido evitar comparar el guión de “Up” con la teoría del psicoanálisis de Freud.


En efecto, el maestro Freud hablaba de que la casa en los sueños simbolizaba el “ego” y la película “Up” sigue casi al pie de la letra el método clásico del austríaco para psicoanalizar a este señor mayor que debe soltar el lastre de su pasado para seguir adelante en la vida, con ese niño (¿oriental? eso no lo pillo) que en realidad es una proyección de sí mismo en la infancia.

Por cierto, que leyendo las críticas de la película parece que todos se han vuelto un poco locos con ella. Al menos diez críticos piensan que es la mejor película del año. Y no pocos que es la mejor película Pixar... ¿pues no ven que esta gente ha hecho un pacto con el Diablo? No se me ocurre otra explicación. Consolémonos pensando que los demás sólo somos simples mortales, pero que no nos quemaremos en el Infierno por el resto de la Eternidad como ellos.

Por cierto, me encantó ésta frase de la crítica de Movie City News. ‘Si Wall-E era la película de James Cameron de Pixar, Up es su película de Jean Cocteau’.

Amén a eso.

miércoles, 29 de julio de 2009

No estoy

En realidad no estoy escribiendo esto, estoy escribiendo el guión de un largometraje. Pero me aburro, he llegado al eterno punto muerto, estoy estancado y aburrido así que me he puesto a escribir esto a ver si llego a algo que me ayude con el guión.

Seguramente no. Acabaré apagando el ordenador y volviendo a poner el Fallout 3 para matar algunos mutantes. Así son las cosas.

Pero, por si acaso, voy a seguir escribiendo. Quién sabe. Lo mismo algo sale de aquí y puedo volver a mis mutantes con un par de páginas de guión más escritas.

Ingenuo.

También estoy empezando a trabajar en un nuevo programa de televisión, pero eso es otra historia. Cómo me gusta irme por las ramas, sobre todo cuando estoy escribiendo un guión.

¿Vuelvo a mis mutantes?

Mejor no.

Lo curioso del caso es que ando atorado con el nombre del malo de mi película (se aceptan sugerencias). Mi primera propuesta no gustó en la productora. Mi propuesta era lamentable, dicho sea de paso: Samuel. ¿Qué coño de nombre es ése para un villano?

Puede parecer una chorrada, pero el tema me tiene frito. Lo peor es que ya he llegado a ese punto en que te obsesionas tanto que la propia obsesión te bloquea. Lo mismo le robo el nombre a alguien, no sé.

Pero no conozco a nadie con nombre de villano.

Casi todo el mundo que conozco se llama Alejandro. O Javier.

Me gusta mucho el nombre del villano de “Cronos", Jesús Gris. Pero claro, ése ya está cogido.

La verdad es que ponerme a escribir esto no me ha dado ni una sola idea. Sigo igual de atascado que al principio y además he perdido el tiempo y te he hecho perder el tuyo. Aunque te lo mereces por venir aquí a leer las cosas que yo escribo. ¿No te has enterado ya de que no tienen interés alguno?

En fin, ¿por qué seguir engañándome? Mejor me voy a matar mutantes.